Reseña: I Premio Ripley

Un premio que elije toma su nombre la teniente Ripley, referente de la ciencia ficción que no podía estar más lejos de la damisela en apuros. Un libro dividido en secciones que corresponden a las estaciones del año, doce historias que van desde la ciencia ficción más pura hasta la fantasía oscura y el terror. Doce historias excelentes en una antología solo de mujeres que vienen pisando fuerte, demostrando que la ciencia ficción en español tiene futuro y es femenino.

tenienteripley
La teniente Ripley ha venido a hablar de su libro.

INVIERNO

  • Granja-357, de Miriam Iriarte. 

Empieza siendo confuso, pero va ganando fuerza hasta convertirse en un relato muy potente. Las imágenes se suceden una detrás de otra, cada vez vamos entendiendo más al personaje y el final es brutal. No estaba muy segura de que me gustase al principio, pero he acabado entendiendo por qué es el ganador. Una historia muy bien escrita y un relato fascinante.

quote3

  • Plutón, de Chus Álvarez.

Un buen relato de ambientación oscura e inquietante, muy al estilo de Poe. Me encanta la relación que los protagonistas establecen Amaya y Julián a través de los libros, soy muy fan de la metaliteratura. A la trama secundaria de Amaya, en cambio, no termino de verle un motivo más allá de usarla para ayudar a cerrar el final del relato. Me hubiese gustado que los motivos estuviesen mejor hilados para la resolución, sin embargo, ha conseguido dejarme mal cuerpo. Lo ideal para un relato de terror, vamos.

  • Tras mi último invierno, de Gisela Baños.

Un cuento muy evocador que te atrapa con un mundo en el que la muerte ha sido prácticamente desterrada por la ciencia y la historia de una mujer que despierta, una vez más, tras un accidente. El personaje conoce cada rincón de la galaxia, lleva toda su vida intentando poner la mayor distancia posible con la Tierra, sin darse cuenta de lo que deja atrás cada vez. Un relato muy cinematográfico de ciencia ficción planetaria con un final redondo y optimista. Me ha gustado mucho.

PRIMAVERA

  • Asimilación cultural, de Mar Vieites (2º premio).

El relato de la adaptación del une dagonian a la vida entre humanos, lleno de humor y crítica a los estereotipos de género. Sorprende lo fácil que se adapta a que la traten como una mujer la doctora Saraunis, viniendo de una raza no binaria y me he reído con sus intentos por conjugar la teoría aprendida antes de viajar a la Tierra con el comportamiento de los humanos que la rodean. Además, hay una representación de la amistad entre mujeres muy sana, sin todas las envidias con las que se suelen revestir en la ficción. El final es sorprendente y, pese a la sangre, te deja muy buen sabor de boca. Un merecido segundo premio para un relato que me ha parecido excelente.

  • Descendiente, de Arantxa Comes.

Un relato de androides y su relación con una raza humana envejecida y que se está extinguiendo. Una profunda reflexión sobre los límites de la inteligencia artificial y las emociones y sobre el origen de chispa creativa y el estancamiento al que están condenados los androides cuando desaparezcan sus creadores. La figura del androide, Alioth y sus intentos por sentir el mundo que le rodea como lo hace su creador, abren una ventana a reflexionar sobre lo que nos hace humanos. Un buen relato en primera persona.

  • El juicio de los Maar-na, de Viviana Rodil.

La narración se centra sobre un humano imperfecto, un hombre roto por su pasado que está decidido a poner fin a su vida por sus propios medios antes de que le alcancen las consecuencias de sus actos. En un planeta desierto y alejado de la civilización, un contacto inesperado con una raza alienígena ancestral le llevará a vivir episodios de su propia vida mientras los Maar-na juzgan a toda la humanidad. Una estructura muy interesante que comienza con el protagonista a punto de morir y tiene un final muy coherente, aunque poco inesperado.

Quote1

 

  • Androidismo en el tiempo, de Coral Carracedo.

Más androides en un relato con una estructura muy original, en forma de recortes de prensa y publicidad que relatan el desarrollo y la conciencia social sobre el uso de androides como compañeros sexuales. Un relato feminista muy sensato y lleno de crítica social, que va hilando diferentes momentos de la historia sin un objetivo aparente, pero de manera muy entretenida. El final sorprende y resulta muy apropiado para la historia. Me quedo con una frase que ejemplifica las diferencias entre lo que quieren hombres y mujeres de un androide.  Un excelente relato. Ellos las quieren vacías, pero ellas los prefieren llenos de personalidad».

VERANO

  • Proyecto Quimera, de Patricia Janikowski.

Lo que empieza como un centro educativo como cualquier otro se va convirtiendo poco a poco en una pesadilla angustiosa según van restringiendo la libertad y cambiando el significado de las palabras. Aunque la protagonista cuenta su experiencia en primera persona en el Proyecto Quimera y sabes desde el principio que ha alcanzado la libertad, el aumento de tensión te atrapa a medida que avanza la narración. Pese a lo críptico del relato el ambiente de terror está muy bien logrado, aunque no he encontrado el final especialmente bien hilado con el resto de la historia. Buen relato.

  • Los límites del cielo, de Irantzu Tato.

Engancha el formato de blog contando los avances del proyecto, pero se hace un poco repetitivo según van pasando las entradas. Es muy interesante el uso que se le da a la tecnología de los nanorobots en investigación médica. Me ha encantado el baile de la victoria, especialmente desde que he visto a la autora bailarlo en la presentación. La idea para el final cierra muy bien pese a ser predecible, pero el ritmo es demasiado lento para que tenga emoción. Aun así, muy buen relato.

  • Perlora, de Alicia Sánchez Martínez.

Perlora nos presenta un mundo triste en el que muchas cosas buenas han dejado de existir y una protagonista que ha logrado la manera de mantener la belleza a su alrededor. Una historia llena de nostalgia y muy bien narrada, con algunas sorpresas interesantes al final. No me ha entusiasmado el tema, pero la idea es muy original y te sumerge realmente bien en el mundo que describe. Buen relato para terminar la sección de verano.

OTOÑO

  • El ojo herido, de Laura Replinger. quote2

Este es otro de mis relatos favoritos, un cuento oscuro y de ambientación antigua. Es una joya en forma de homenaje al terror clásico. No me atrevo a contar mucho por no decir demasiado de esta historia de una familia que carga con un secreto terrible, desgracias y una mansión encantada.

  • Atardecer Rojo, de Raquel G. Álvarez-Calderón.

 Un relato lleno de misterio con varios giros que nos conducen hacia un final esperable, que no es el final. La sorpresa con la que termina el relato choca con todo lo anterior, el cambio entre el ritmo minucioso del principio y el desenlace abrupto. La ambientación es exquisita y cada paso te conduce un poco más adentro de un mundo angustioso, pero no me ha convencido del todo el final. Muy buen relato.

 

En definitiva, se trata de una antología de diez, no solo por la necesaria iniciativa de dar voz a más mujeres sino por la extraordinaria calidad de sus relatos.

La ficha.

Portada-Ripley-300x451

 

Título: I Premio Ripley. Relatos de ciencia ficción y terror
Año:
 2017
Editorial: Triskel
Género: Relato

Mi puntuación: Tienes que ser una ameba para que no te guste. 13/10.

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Reseña: I Premio Ripley

  1. Me gustó x 1000000 este libro y me alegra que lo hayas disfrutado tanto. Gracias por compartir por aquí 🙂 Mi favorito fue el ganador, pero también me encantaron el de Gisela, Coral, Mar, Alicia e Irantzu.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s