Reto #LeoAutorasOct Parte 2

Hace un par de semanas empecé a resumir las lecturas del pasado mes de octubre, pero eran demasiadas para una sola entrada. Aquí van otras dieciséis novelas de autoras excelentes por si necesitáis más inspiración para seguir añadiendo lecturas a la pila, que todos sabemos que nunca alcanza la altura suficiente.

16. CloroFilia (Cristina Jurado): Un mundo post-apocalíptico muy interesante, con la humanidad teniendo que vivir encerrada desde que la atmósfera se volvió irrespirable. Es algo demasiado weird para mí, pero me ha gustado la historia y el final es impactante y muy bien escrito. No me convence una escena entre dos personajes secundarios al final, a la que no le veo sentido. Es recomendable si os gustan las cosas diferentes.

17. I Premio Ripley (VVAA): Aunque ya hice una reseña comentando cada relato, aprovecho otra vez para deciros que leáis esta antología de relatos de ciencia ficción escritos por mujeres. Son todos buenos y hay cuatro que, personalmente, me parecieron excelentes.

18. Horizonte 6 (Caryanna Reuven): Cuatro relatos de CiFi hard relacionados entre sí y que proponen un futuro del que me gustaría leer más. Una extraña señal procedente de un punto muy lejano, una nave espacial viajando a los confines del universo, una IA que quiere entender la mortalidad y la posibilidad del primer contacto con otras razas. Me han gustado sobre todo el primero y el último (que tienen más relación entre sí) y no me importaría verlos convertidos en algo más extenso.

19. El ardor de la sangre (Irène Némirovsky): Leído para un club de lectura, este libro se sale bastante de lo que he estado leyendo últimamente. Una narración espléndida de la vida en la Francia rural a principios del siglo XX en la que parece que no pasa nada, al menos de puertas hacia fuera, evitando cualquier escándalo. Y, sin embargo, el protagonista recuerda su pasado mientras su familia repite los mismos errores en el presente.

20. Ácido sulfúrico (Amélie Nothomb): Otra autora francesa que descubro este año con una novela corta de ciencia ficción. Una campo de concentración creado para un reality en el que han sido obligados a participar como prisioneros. La crueldad de los guardias, el dolor y las humillaciones que suben la audiencia y la resistencia silenciosa de Pannonique frente a la kapo Zdena tejen una historia que fascina y horroriza a partes iguales.

21. El secreto del orfebre (Elia Barceló): Encontré esta novela de Elia en un intercambio de libros y ha sido mi primer acercamiento a la autora. La historia tiene un ritmo que atrapa, con saltos entre el pasado y el presente de los personajes que encajan a la perfección. Ni siquiera importa que la historia sea, hasta cierto punto, previsible, porque la manera de contarla es lo importante. Acaba de salir reeditada con texto añadido y no descarto comprarla y volver a leerla.

22. Every Heart a Doorway (Seanan McGuire): ¿Y si hubiese puertas que permitiesen cruzar a otros mundos? Y si, una vez alguien ha pasado tiempo en uno de los mundos fantásticos que existen, ¿se viese obligado a volver a vivir en el mundo «real»? Un colegio con internado para jóvenes que han sido expulsados de sus mundos y no pueden adaptarse a sus vidas anteriores y una serie de asesinatos que hacen peligrar su existencia. Personajes diversos, llenos de matices y colores que deja buen sabor de boca sin renunciar a la sangre y el horror. Hay otras dos novelas cortas publicadas que definitivamente voy a leerme.

23. Diez negritos (Agatha Christie): Una novela leída como deberes en mi curso de fantasía que me ha hecho reencontrarme con la gran dama del misterio. Una atmósfera opresiva en la isla en la que están atrapados los personajes que van cayendo, uno a uno, al ritmo de una conocida canción infantil. Pese a que sabes lo que va a ocurrir desde el principio, no puedes dejar de leer, mantiene el suspense hasta el final. No es mi obra favorita de la autora, pero no me ha decepcionado para nada.


Aquí hice un poco de trampa, leyendo un relato de pocas páginas porque veía que estaba empezando a pillarme el toro y casi no llego. Yo quería que fuesen todo novelas cortas o antologías como mínimo, pero tampoco hay que pasarse.


24. Sultana’s Dream (Rokeya Sakhawat Hussain): Unas pocas páginas ocupa este relato en el que la protagonista sueña que visita un reino en el que las mujeres han ocupado el poder. Nacida en 1880 en la India Británica (actual Bangladesh) la autora escribió relatos y artículos que pretendían empoderar a las mujeres bengalíes. Una de las primeras utopías feministas y una lectura fascinante.

25. Envío Especial – Horizonte Rojo 2 (Rocío Vega): Segunda entrega de la saga Horizonte Rojo que tenía pendiente desde hace tiempo. Un volumen con menos acción, pero que tiene sexo y naves espaciales y a Kerr metiéndose en problemas. Tan entretenido como el primero y deja con muchas ganas de ir a por el siguiente.

26. ¿Quién le hacía la cena a Adam Smith? (Katrine Kielos): El nombre y la premisa del libro eran interesantes, pero encontré que el libro pasa demasiado tiempo hablando de hombres como para presumir de contar la historia de las mujeres en la economía. En algunos capítulos habla de cómo la economía no tiene en cuenta el trabajo de la mujer y hace una distinción entre las características masculinas (válidas para la economía) y femeninas (que no se tienen en cuenta) pero la mayoría del libro pasa hablando del «hombre económico».

27. A Spaceship Built of Stone and Other Stories (Lisa Tuttle): Desde que la vi hablar en el Celsius y me compré su libro en el mismo salón de actos llevaba con ganas de leer a Lisa Tuttle. Como no tenía ánimos para el terror, elegí esta antología de cuentos de ciencia ficción, algo oscura, para conocer a la autora. Los relatos son buenos, de los que te dejan dándole vueltas a ideas que ni te habías planteado. Los personajes femeninos son muy potentes y está muy presente la visión de la autora sobre los roles de género de una manera que potencia mucho las historias. Creo que The Bone Flute ha sido mi favorito, pero todos tienen algo que los hace especiales.

28. Una temporada en Tinker Creek (Annie Dillard): La naturaleza es cruel y hermosa y, con el paso de las estaciones junto al río Tinker, Annie Dillard nos muestra cosas increíbles. Es un libro precioso y lleno de color, escrito con lenguaje exquisito y con capítulos fascinantes (y algo asquerosos cuando se trata de insectos).
No puedo decir que le vaya a gustar a todo el mundo tanto como a mí, porque es un libro denso, para leer y disfrutar a poquitos, como una meditación en la naturaleza. A veces, me ha dado la sensación de estar allí, sentada en un puente sobre el río Tinker mirando las hojas arrastradas por la corriente. Para mí, es un libro de 10. Estoy enamorada de todo el catálogo de Errata Naturae.

29. Yabarí (Lola Robles): Aunque está muy bien narrado, me dejó algo fría esta novela, pese a que el tema de la avaricia de los humanos saqueando un planeta sin importarles lo más mínimo el ecosistema o sus habitantes es muy interesante. La historia en sí empieza muy avanzada la novela, con muchas explicaciones previas que se hacen un poco largas para la longitud del texto. El final deja muchas incógnitas y ganas de saber más. Me han sobrado las pesadillas de la protagonista, que no me parece que tuvieran mucho que ver con la historia. Bonus points porque la protagonista tiene la regla durante la aventura, que es algo que no se suele mencionar en las historias.


A estas alturas estuve a punto de rendirme. Estaba cansada y, además, llevaba un par de días teniendo problemas para encontrar lecturas que se ajustasen a mis gustos y fuesen asequibles en longitud y presupuesto. Pero no había llegado así de lejos para ahogarme viendo la orilla y así es como empezó una maratón de dos días para leer Cumbres borrascosas.


30. Wuthering Heights (Charlotte Brontë): Había intentado leer esta novela hace tiempo y la tuve que abandonar porque me resultaron insoportables los personajes. Me alegro de haberla leído ahora, cuando he podido apreciar lo odiosos, irracionales y egoístas que son todos y sufrir la sobredosis de emociones que presenta la autora. Es una novela rara, pero que no deja indiferente. A mí me ha encantado.

31. Agents of Dreamland (Caitlín R. Kiernan): Quise terminar el mes leyendo algo de terror y me encontré esta joya recomendada en esta lista de lecturas para Halloween. Es una novela raruna, oscura y muy bien escrita. En pocas líneas, la autora consigue describir un mundo y unas sensaciones de las que cuesta despegarse al dejar de leer. La estructura un poco extraña hizo que me costase entrar en la narración, pero es una historia súper recomendable.

Un comentario sobre “Reto #LeoAutorasOct Parte 2

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s